Queso de Cabra

Productos

Queso de Cabra

Queso de cabra de leche cruda afinado con moho.

Con diferentes puntos de maduración, queso tierno desde 60 días de maduración, a queso curado con más de 90 días de maduración.

Disponible en dos formatos. Formato en barra que se vende al peso. También disponible en piezas de entre medio kilo y un kilo.

NOTA DE CATA:

– Corteza natural dura enmohecida de color blanquecino.

– Interior blanco/amarillento, pasta compacta con excasa presencia de ojos.

– Muy cremoso y mantecoso al paladar, de sabor ligeramente ácido y con un toque salado. Tiene una fuerte presencia láctica.

Queso Azul

Queso azul de leche de vaca.

Disponible queso enteros de aproximadamente 2,5 kg o en cuartos de unos 625 gr.

NOTA DE CATA:

– Corteza blanca lechosa. Interior blanco/amarillento con desarrollo de vetas azules.

– Textura untuosa pero firme.

-Mantecoso y de gran palatabilidad. De sabor delicado con sutiles notas ácidas y saladas. 

Queso Azul de Vaca
Queso de Vaca

Queso de VACA

Queso de vaca de leche cruda afinado con moho.

Con diferentes puntos de maduración, queso tierno desde 60 días de maduración, a queso curado con más de 90 días de maduración.

Disponible en dos formatos. Formato en barra que se vende al peso. También disponible en piezas de entre medio kilo y un kilo.

NOTA DE CATA:

– Corteza natural dura enmohecida de color blanquecino.

– Interior blanco/amarillento, pasta compacta con excasa presencia de ojos.

– Muy cremoso y mantecoso al paladar, de sabor ligeramente ácido y con un toque salado. Tiene una fuerte presencia láctica.

Proceso de Producción
Queso de Cabra

08:30 h.

Recogemos la leche recien ordeñada a 25 kilómetros de nuestra quesería.

09:15 h.

Llegamos a la fábrica. Llenamos nuestra cuba con los 500 litros de leche de cabra que acabamos de recoger. Y lo calentamos hasta alcanzar la temperatura correcta.

10:30 h.

Una vez conseguida la temperatura correcta echamos los fermentos lácticos y posteriormente el cuajo tradicional.

11:00 h.

Dejamos reposar la leche durante más o menos 1 horas para que cuaje.

12:00 h.

Cortamos la cuajada lentamente hasta conseguir el tamaño de grano deseado.

12:15 h.

Dejamos que la cuajada desuere por su propio peso durante aproximadamente 4 horas a temperatura controlada.

16:00 h.

El cuajo se mete en los moldes manualmente. Este es un proceso lento y delicado que marca la futura maduración del queso.

17:15 h.

El queso se deja reposar en los moldes hasta la mañana siguiente cuando se sala de forma manual y se introduce en las cámaras comenzando su proceso de maduración.

Durante al menos los 3 meses siguientes se mantiene en nuestras salas de maduración semienterradas con temperatura controlada. Mientras los vamos dando vuelta, lavando y cepillando suavemente hasta alcanzar el punto de maduracion óptimo.